Cómo superar los obstáculos para cumplir tus metas

Hoy es un día para remangarse la camisa. Seguro que a estas alturas de la vida ya has comprobado que el dicho «el que algo quiere algo le cuesta» es más que cierta. Cada vez que nos planteamos algún objetivo, algo importante que queremos conseguir, la motivación siempre va acompañada de dudas ¿seré capaz? es muy difícil, soy débil, no tengo fuerza de voluntad… Y así empezamos el camino hacia el cumplimiento de miles de propósitos que en muchas ocasiones, por desgracia, se quedan en el tintero. Pero la pregunta es ¿POR QUÉ?

Esta no es una pregunta trivial, ni tan siquiera existencial, sino que deberíamos bajarla de las nubes y hacerla lo más práctica posible. Como ya te expliqué en el post 6 Claves para cumplir tus objetivos, una de las partes más importantes es identificar qué es eso que te hace no cumplir tus objetivos y adelantarte a ello, prepararte.

¿Puedes imaginar a un atleta participando en una carrera de obstáculos y acabando con éxito sin ser capaz de ver los obstáculos y prepararse para superarlos por adelantado? Nadie lo espera ¿verdad? Entonces ¿por qué tu crees que tu carrera es distinta?

Si tienes un objetivo, algo muy claro que ansías conseguir, ya sea

personal o profesional, haz que la visualización de barreras sea parte

de tu plan de acción. Piensa por adelantado qué es lo que normalmente

te hace fallar o te ha hecho fallar en otras ocasiones. Sé realista, no te

autoengañes, porque entonces no servirá de nada.

Haz una lista de barreras u obstáculos para la consecución de tu

objetivo. Imaginate en esa situación (aunque esto te suene a chino, o

te parezca etéreo, la visualización, te prometo que es muy poderosa)

enfrentándote a esta barrera y piensa en qué vas a hacer para superarla con éxito y así no alejarte de tu objetivo.

Si no pensamos en estas barreras de forma estratégica, cuando aparezcan solo podremos luchar con ellas usando nuestra motivación o fuerza de voluntad, y es ahí cuando estamos desarmados. Es ahí cuando nos quejamos y pensamos, «»no lo consigo, no tengo fuerza de voluntad suficiente». ¡Claro que no! La mayoría no la tenemos, por eso tienes que pensar en qué puedes hacer para compensar esos momentos en los que la motivación no es suficiente.

Otros ejemplos:

Quiero hacer más ejercicio pero siempre encuentro una excusa para saltarme el gimnasio.

Quiero dormir más horas pero no consigo irme antes a la cama.

Me gustaría cambiar de trabajo pero no sé cómo hacerlo.

Quisiera comer mejor pero no tengo tiempo para cocinar.

Me encantaría tener un blog pero soy muy torpe con la tecnología.

¿Te resulta familiar alguno de estos ejemplos? ¿Ves el pero que hay en la segunda parte de cada deseo? Ahí está la barrera acompañando al objetivo. Siempre hay que intentar ir un poco más allá e intentar desmantelar las creencias limitantes que hay detrás de algunos de esos «peros». Cuando no haces algo nunca es «porque no tengo tiempo». Lo que haces con tu tiempo depende de tus prioridades, si no tienes tiempo para ello es simplemente porque no lo estás priorizando. 

Obstáculos qué te impide lograr lo que quieres

1. Creértelo

Cree que tus sueños son posibles, cree en ti y que lo lograrás si te lo propones. Si no crees que tu proyecto es posible no te pondrás en marcha.

Querer es poder, cierto, pero creer en tu proyecto es lo que verdaderamente hace que te muevas para lograrlo, y te dará fuerza para que resistas ante las dificultades.

2. El Tiempo

              Otro síntoma que te impide lograr tus sueños y lo que quieres, es la falta de tiempo. Si siempre estás                     ocupado, postergando y quejándote que no tienes tiempo para nada es porque en realidad tienes                          miedo a enfrentarte con tus deseos.

3. Falta de Constancia

Conoces el cuento de la liebre y la tortuga. La liebre llena de fuerza y energía se jactaba de sus fortalezas y se durmió en sus laureles. La tortuga apoyada en su constancia logró ganar la apuesta cruzando la meta antes que su adversario.

Eso también nos pasa a las personas nos apoyamos en lo fuerte que somos sin advertir que más se gana con la perseverancia, persistiendo y resistiendo hasta lograrlo.

4. Actitudes Tóxicas

El asumir el rol de victima, la queja constante, el proyectar en los demás tus dificultades personales, el miedo, las envidias, los celos, la ira, las frustraciones y la falta de conexión con tus emociones, harán que te bloquees y no consigas lograr lo que quieres.

Reconocer esas actitudes te ayudará a actuar en consecuencia para controlar y vencer esas limitaciones que bloquean tu desarrollo.

5. Aferrarte a lo conocido

¿por qué te aferras a costumbres y tradiciones que HOY no tienen sentido?. Acaso, ¿te da más seguridad repetir conductas heredadas que ni siquiera son tuyas?

Para que puedas lograr lo que quieres, debes poner a prueba tus miedos e inseguridades, enfrentándote a lo desconocido. Esto te ayudará a desafiarte, a conocer tus límites y a superar obstáculos porque como en todo, esto también debes aprenderlo.

6. Ir sin rumbo

Sin un plan de acción, sin un enfoque, sin una guía, sin un apoyo será muy difícil que alcances tus metas. No pretendas tener un plan perfecto, ya tendrás tiempo para refinarlo. Si por el contrario quieres tenerlo todo perfecto y controlado, paralizarás tus acciones y no podrás siquiera empezar.

7. Escuchar a las personas negativas

Hay muchas personas renegadas, envidiosas, escépticas y negativas que más que alentar hunden

a los más optimistas.

Entiendo que tengas ganas de contarle a todo el mundo tus sueños, proyectos y deseos pero ten

cuidado. Como dice el refrán “en boca cerrada no entran moscas” y más ganarás hablando con las personas que te animen y se alegren por tu empuje, valentía y atrevimiento.

Visualiza. Cuando hayas incorporado en ti que tus sueños son posibles y te lo creas desde lo más profundo de tu mente y tu corazón. Visualiza, planea, medita y practica afirmaciones positivas para alcanzar tus sueños.

No es sencillo pero vale la pena intentarlo. Este artículo te puede ayudar Cómo Desarrollar tu Mentalidad para Crear Riqueza.

Copyright©2019 by Fundación Eugenio Mendoza. All Rights Reserved.

Urbanización Terrazas del Avila, Universidad Metropolitana, CENTROMET, Edif. Andrés Germán Otero Piso 1, oficina 1. Caracas, Venezuela​