Para elaborar un Flujo de Caja debemos contar con la información sobre los ingresos y egresos de la empresa. Esta información figura en los libros contables y es importante ordenarla de la manera en que ilustra la planilla de cálculo adjunta porque nos permite conocer los saldos del período (generalmente un mes) y proyectar los flujos de caja hacia el futuro. La importancia de elaborar un Flujo de Caja Proyectado es que nos permite, por ejemplo:

 

  • anticiparnos a futuros déficit (o falta) de efectivo y, de ese modo, poder tomar la decisión de buscar financiamiento oportunamente.

  • establecer una base sólida para sustentar el requerimiento de créditos, por ejemplo, al presentarlo dentro de nuestro plan o proyecto de negocios.

  • Si tenemos saldos positivos acumulados en algunos períodos, parte de estos saldos los podemos invertir en el Mercado de Capitales y así generar una fuente de ingresos adicional al propio del giro del negocio. Este resultado se registra como intereses ganados en una fila de los ingresos.

El diagrama de flujo lo podemos elaborar para un nuevo proyecto

de inversión y determinar el VAN y la TIR, incorporando las tasas

de interés bancarias y los costos de oportunidad de hacer ese u otro negocio.

Asimismo, el adecuado registro de los ingresos y egresos nos permite determinar los costos fijos, los costos variables y el margen de contribucion exigible al proceso productivo del negocio para obtener el punto de equilibrio.

Como vemos, el Flujo de Caja es uno de los mejores aliados en cualquier proyecto de inversión. En base a la información que nos entrega con el saldo neto, podemos tomar decisiones estratégicas para el futuro.

Clásicos errores cometidos en la administración de una mediana empresa

 

Sobreestimar las ventas a futuro

Este es uno de los principales errores cometidos por los emprendedores. Un negocio siempre necesitará a un líder entusiasta pero que sea consciente, realista y objetivo en sus predicciones.

Es importante entender que no todos los interesados en el producto se convertirán en compradores, y que aunque existen fechas en las que las ventas crecerán, eso no significa que estas cubrirán los gastos.

Para llevar las cuentas limpias y seguras, es importante trabajar con números reales y con la evidencia histórica de la empresa (o de una similar en el caso de que la compañía sea muy joven y no cuente con esos datos).

Basar las expectativas de ventas en hechos te ayudará a mantener un flujo estable y a no gastar de más.

 

No preocuparse de los pagos de los clientes

Otro error preocupante en la vida en una mediana empresa, y un camino seguro a una crisis en el flujo de caja, es no llevar un orden en la gestión de cobranza.

Lamentablemente, las Pymes no cuentan con políticas de cobranza establecidas, a diferencia de las empresas más grandes, lo que genera que muchas veces los clientes no se preocupen de pagar a tiempo, esto generará un desfase en la caja que seguramente traerá graves consecuencias.

Es por esto, que si aún no lo has hecho, establece políticas de pago con tus clientes, por ejemplo puedes implementar pequeños descuentos a quienes paguen a tiempo, así como un interés a quienes se demoren en pagar.

 

No trabajar de acuerdo al presupuesto que hiciste

Lograr que tus clientes paguen y proyectar las ventas de una manera realista, no servirá de nada si no organizas adecuadamente tu presupuesto.

Si no cuentas con un presupuesto ordenado, y por ende un flujo de caja inestable, es probable que poder pagarle a tus proveedores sea un problema.

Contar con un flujo de caja ordenado te ayudará a mantener un registro de los ingresos y egresos durante un periodo determinado. De esta manera podrás anticiparte a épocas de baja en las ventas y así determinar cuándo disminuir tus gastos.

 

Cómo mantener un flujo de caja saludable en una mediana empresa

Categorizar la entrada y salida de dinero te ayudará a tener una visión más clara de qué cosas te generan más ganancias, más gastos y en qué áreas puedes recortar en momentos de crisis.

Por otro lado, es muy importante ser capaz de mantener separados los gastos personales de los de la empresa. Cuando un pequeño empresario comienza a utilizar el dinero de la caja para pagar cuentas que no corresponden con la empresa, la salud financiera de esta se verá dramáticamente perjudicada.

Gracias a los avances digitales, una buena opción para mantener el orden en el flujo de caja es contar con un software de gestión.

En el mercado existe una amplia variedad de programas, incluso algunos gratis. Encuentra el que más se acomode a las necesidades de tu negocio y aplícalo.

¿Cómo elaborar un 

Flujo de Caja?

Copyright©2019 by Fundación Eugenio Mendoza. All Rights Reserved.

Urbanización Terrazas del Avila, Universidad Metropolitana, CENTROMET, Edif. Andrés Germán Otero Piso 1, oficina 1. Caracas, Venezuela​