Liquidez financiera:¿qué

es y por qué es

importante?

En el mundo de los negocios, la liquidez financiera o liquidez de una empresa es uno de los conceptos primordiales, pues se trata tal cual, de la capacidad que tiene una empresa o negocio para obtener dinero en efectivo.

Conceptos Básicos de Liquidez

La carta de presentación de las empresas son sus Estados Financieros y es a través de estos importantes informes que se pueden dar a conocer sus detalles al mercado y también les permite a sus directivos demostrar el nivel de habilidades, conocimientos, experiencias y capacidades en los procesos de gerenciamiento y de toma de decisiones. Como parte fundamental de la situación financiera se encuentra la liquidez, que es tan importante para la empresa como lo es la sábila para las plantas.

Es así como la liquidez para cualquier tipo de empresa se convierte en una parte integral muy importante de su capacidad estratégica para adquirir y/o desarrollar habilidades y competencias claves que le permitirán crear y ofrecer productos y servicios diferenciados frente a los de su competencia.

Cuando nos referimos al manejo adecuado de la liquidez de la empresa, y por ende, a su capacidad de solvencia, estamos hablando del manejo del capital de trabajo que metodológicamente se calcula tomando el activo corriente (activos líquidos) y restándole el pasivo corriente (recursos exigibles a corto plazo), y que permite hallar la porción de recursos disponibles que quedan después de pagar la totalidad de las deudas de corto plazo.  Otra forma de entender este ratio corresponde a identificarlo como el fondo de maniobra, cuyo resultado expresa la porción de los activos de largo plazo que se necesitan para que la empresa pueda financiar la porción de los activos de corto plazo que no alcanzaron a ser financiados con los pasivos de corto plazo.

Es posible determinar el éxito o el fracaso que pueda tener un empresario mediante la identificación del manejo que haga de la liquidez de su empresa, la cual debe estar acompañada de un adecuado manejo de los créditos bancarios que se contraten

De esta forma, los activos corrientes líquidos son capaces de brindarle a la empresa la generación de caja necesaria para mantener en marcha continua su operación, es decir, que sin un adecuado nivel de recursos líquidos la empresa no podría permanecer funcionando de manera adecuada en el tiempo y por consiguiente tendría que desaparecer.  En su orden, los rubros que hacen parte del activo corriente son los siguientes:

  • Caja y bancos:  son rubros esenciales para administrar el efectivo temporal que registre la empresa. En caso que esta liquidez no sea suficiente las empresas pueden recurrir a los bancos quienes les pueden ofrecer líneas de crédito de corto plazo, como son los sobregiros y los créditos de tesorería, para solucionar estos desfases de caja coyunturales.

  • Inversiones Temporales: le permiten a la empresa obtener rentabilidad sobre su efectivo disponible mediante la constitución o adquisición de cuentas, acciones, bonos o depósitos. Los bancos ofrecen a las empresas diferentes productos de captación con tasas de interés competitivas a los plazos de constitución de sus inversiones temporales, a través de cuentas de ahorro remuneradas, depósitos a término, etc.

  • Cuentas por cobrar: corresponden a las ventas realizadas por la empresa (cartera) y sobre las cuales le otorga un plazo al comprador para que las pague. Los bancos ofrecen productos financieros especializados para el manejo de las cuentas por cobrar como el FACTORING (descuento de

  • facturas títulos valores), mediante el cual descuentan las facturas y le adelantan a la

  • empresa el valor correspondiente al cobro de la factura en su fecha de vencimiento.

  • Este mecanismo es un vehículo generador de liquidez para las empresas.

  • Inventarios: corresponden al stock de mercancías que se tienen disponibles para ser enajenadas dentro del giro normal de la empresa y que se registran según su estado de fabricación (en tránsito, en proceso o terminadas). Los bancos ofrecen productos de crédito ajustados a las necesidades de financiación de inventarios, con créditos que se denominan de capital de trabajo.

  • Otros activos corrientes: corresponden a los activos corrientes diferentes a los anteriores y que también pueden ser convertidos en dinero a corto plazo. Los bancos ofrecen productos de financiación ajustados a las necesidades de adquisición de otros activos corrientes, con créditos que se denominan de capital de trabajo.

Fuentes de Liquidez en las Empresas

Una de las principales formas de determinar la liquidez de una empresa se encuentra determinada en la capacidad de generar utilidades operacionales, las cuales, al ser calculadas antes de la deducción de intereses, de impuestos, de depreciaciones y de amortizaciones, corresponde al indicador financiero denominado EBITDA (John Malone, 1970).

A partir de la generación de la liquidez EBITDA se da inicio al ciclo normal de la operación financiera de la empresa, el cual requerirá en todo momento adecuados niveles de fondos para que este circuito pueda fluir de forma continua.  En este sentido, los procesos más importantes de la empresa que requieren de una generación óptima de flujos de fondos son: el pago periódico de la nómina, obligaciones laborales, impuestos, la compra de materias primas, inventarios, el pago de cartera de créditos a los bancos, la compra de activos fijos, la compra de útiles y papelería, el pago de otros gastos y costos y el pago de dividendos a los accionistas.

En términos normales de operación, la generación de liquidez de la empresa debería ser capaz de cubrir todos los pagos, los gastos y los costos antes relacionados, pero cuando el ciclo de operación no alcanza a generar los flujos de fondos suficientes entonces se requiere recurrir a las entidades bancarias para que a través de créditos de corto, mediano o largo plazo (dependiendo del tipo de activo, gasto o costo que se estén financiando) se logre financiar el pago que se esté necesitando cubrir.  Sobra decir que estos créditos bancarios se deben pagar contra la generación futura de flujos de caja o de liquidez de la empresa, es decir, que las entidades financieras participan activamente en el manejo adecuado de la liquidez al adelantarle a las empresas sus flujos futuros de generación de recursos.

Según el Consejo Técnico de la Contaduría, para entender con claridad si una empresa maneja adecuadamente su generación de liquidez tenemos que revisar el estado de flujo de fondos, que es la herramienta que nos permite identificar, para un periodo estudiado, cómo se generó la liquidez y en qué se la gastó la empresa estudiada.

Por consiguiente, las etapas de un estado de flujo de fondos son las siguientes:

(+) UTILIDAD OPERACIONAL

(+) Amortizaciones y depreciaciones  = EBITDA

(-) Gastos no discrecionales (intereses, dividendos, impuestos)

(+)  Inversión de trabajo (cambios en cartera, inventarios, proveedores, laborales y otros pasivos) = FONDOS NETOS GENERADOS EN OPERACIONES

(+) Cambios en otros activos corrientes y en otros pasivos corrientes

       = FONDOS NETOS GENERADOS DESPUES DE OPERACIONES CORRIENTES

(-) Gastos en usos operativos

       = FONDOS ANTES DE FINACIAMIENTO

(+) Ingresos de otras fuentes operativas (cambios en deuda financiera y cambios de capital)

       = CAMBIO EN CAJA E INVERSIONES TEMPORALES

En conclusión, es posible determinar el éxito o el fracaso que pueda tener un empresario mediante la identificación del manejo que haga de la liquidez de su empresa, la cual debe estar acompañada de un adecuado manejo de los créditos bancarios que se contraten y que finalmente le permitirán cubrir las necesidades de efectivo que se generen dentro del ciclo normal del negocio de su empresa.

Copyright©2019 by Fundación Eugenio Mendoza. All Rights Reserved.

Urbanización Terrazas del Avila, Universidad Metropolitana, CENTROMET, Edif. Andrés Germán Otero Piso 1, oficina 1. Caracas, Venezuela​