Qué debes hacer para comenzar tu propio negocio

Dirigir un negocio puede tener un impacto poderoso en tu vida y la de quienes te rodean, pero antes de poder administrarlo, debes montarlo.

Si nunca antes has tenido un negocio, la idea de iniciar uno propio puede parecer aterradora. Afortunadamente, muchos otros emprendedores ya lo han hecho, por lo que puedes sacar provecho de la sabiduría que obtuvieron de sus éxitos y sus fracasos.

Estos 13 pasos probados en el tiempo te ayudarán a comenzar un negocio, ya sea el primero o el décimo, con consejos sobre todos los aspectos relacionados, desde encontrar y validar tu idea para hacer dinero, hasta descubrir tu estrategia de envío, para finalmente lanzar tu producto o servicio.

1. Usa el tiempo que tienes disponible

No importa cuán ambiciosos sean tus objetivos comerciales, aún puedes comenzar un negocio en tu tiempo libre, y adecuarlo a los compromisos actuales de tu vida. No todos tienen la capacidad de renunciar a su trabajo de tiempo completo para dedicarse a desarrollar algo propio, pero eso no significa que no puedas comenzar.

Por ejemplo, es posible crear un negocio de productos hechos a mano en paralelo a un trabajo a tiempo completo, o iniciar un blog que luego convierta en un negocio. 

2. Identifica una idea de negocio

Encontrar una idea de negocio es algo que puedes abordar sistemáticamente confiando en enfoques probados en el tiempo que han funcionado para otros emprendedores. Aquí hay 12 formas de identificar un producto que puedes vender, incluyendo estrategias como:

  • Explota tus intereses personales. ¿Qué te gusta hacer en tu tiempo libre? ¿Hay productos que puedas vender que se relacionen con tus pasatiempos, o que resuelvan una frustración común que tienes?

  • Investiga productos existentes. Examina las reseñas de productos para ver si hay quejas comunes sobre productos populares, y mira si puedes identificar brechas en el mercado.

  • Capitaliza temprano las tendencias. Si notas que un producto en particular parece estar apareciendo en todas partes, o si tienes una gran idea para ayudar a sacarle el máximo provecho a un producto popular, podrías generar grandes ideas de negocio.

Recuerda, todo lo que necesitas es una idea para comenzar. Muchos negocios exitosos se lanzaron con un producto exclusivo y se expandieron hacia productos complementarios a partir de ahí.

3. Valida tu idea de negocio

Esto puede parecer difícil, pero en realidad es solo una cuestión de probar si los clientes están dispuestos a pagar por tu producto antes de que le dediques demasiado tiempo y dinero. No importa qué tipo de negocio estés empezando, es importante que valides tu idea.

4. Encuentra un nombre comercial

Trabaja para encontrar un nombre para tu negocio que deje en claro lo que haces, que sea breve y memorable, y que no esté en uso en tu industria. No es una tarea fácil, pero se puede lograr con un poco de esfuerzo e imaginación.

Los generadores de nombres pueden ayudarte a encontrar una lista de ideas únicas, y también hay muchas prácticas adecuadas probadas para escoger el nombre de tu negocio que te pueden ayudar a construir tu propia lista.

Por lo general, un buen nombre tiene algunas características:

  • Corto y sencillo. Los clientes deben poder recordar rápidamente tu nombre, y la mejor manera de hacerlo es evitar los nombres largos. Una o dos palabras son ideales, aunque tres o cuatro palabras cortas también pueden funcionar si crean una frase memorable.

  •  Si tu investigación de mercado muestra que todos en tu industria parecen tener nombres similares o se basan en elementos parecidos, deberías evitarlos para obtener un nombre que realmente se destaque.

  •  Además de evitar nombres similares, debes asegurarte de que ningún competidor esté utilizando el nombre que quieres para tu negocio. Para hacerlo, realiza una búsqueda gratuita de marcas comerciales en los países en los que harás negocios y asegúrate de consultar también Google y los sitios de redes sociales. (Lo mismo aplica con las URL, así que haz una búsqueda de nombres de dominio también antes de registrar cualquier cosa). Incluso si alguien no ha registrado una marca comercial, en muchas jurisdicciones podría impugnar legalmente que uses un nombre que ha estado utilizando para hacer negocios en la misma industria. Si tienes dudas consulta a un asesor legal independiente para obtener asesoramiento específico para tu situación.

5. Haz un plan de negocios

Escribir un plan de negocios ayuda a validar y formalizar tu idea, y puede agilizar el proceso de creación del negocio, ya que te invita a sentarte y pensar las cosas metódicamente.

Una cita clásica que aplica especialmente al proceso de desarrollo del plan de negocios es: "Los planes no valen nada, pero la planificación lo es todo". Muchos emprendedores dicen que rara vez miran su plan una vez que han abierto sus negocios, pero también te dirán que hay valor en pensar e investigar tu idea mientras desarrollas el plan.

Si nunca lo has hecho antes, te dejamos una guía completa para escribir un plan de negocios y una plantilla de plan de negocios (en inglés) que te ayudará a estructurar tus pensamientos.

Al crear tu plan, asegúrate de prestar especial atención a las secciones de análisis competitivo y análisis FODA. Si bien nada puede reemplazar la validación de tu idea al confirmar que las personas pagarán por ella, la investigación necesaria para completar estas secciones puede ser una prueba más de que estás en el camino correcto.

6. Comprende las finanzas del negocio

El objetivo compartido de cualquier negocio es ganar dinero, por ende entender a cabalidad el flujo de caja es una parte integral de administrar un negocio. En este sentido, debes comprender algunos conceptos básicos para comenzar y escalar ese conocimiento a medida que crezcas.

Hay muchos negocios que puedes comenzar con solo un pequeña inversión inicial, pero otras requerirán dinero para inventario, equipo o espacio físico. Por ello, es fundamental tener una visión clara de tu inversión total, antes de gastar un centavo, ya que te ayudará a hacer proyecciones importantes, como cuándo alcanzarás el punto de equilibrio.

Es fundamental tener una visión clara de tu inversión total, antes de gastar un centavo

Si esos cálculos muestran que necesitas más fondos de los que puede gastar de tu bolsillo, puedes considerar  opciones de financiamiento como un préstamo para pequeñas empresas o una campaña de crowdfunding.

La contabilidad debe ser una de tus principales tareas financieras tan pronto como estés listo para comenzar a hacer compras para tu negocio. Mantener registros precisos de tus ingresos y gastos te ayudarán a controlar el flujo de caja y a realizar una transición sin problemas para trabajar con un contador o contable más adelante.

Para facilitar aún más el proceso, considera abrir una cuenta bancaria y tener una tarjeta de crédito específica para tu negocio, ya que mantener tus finanzas personales y comerciales separadas facilita preparar los impuestos de tu negocio  y también puede ayudar a automatizar algunos de los pasos.

Recursos:

  • Shopify Capital (solo disponible para los comerciantes de los Estados Unidos). Ayuda a los comerciantes seleccionados a obtener los fondos que necesitan, sin largas aprobaciones bancarias o renunciar a parte de su empresa.

  • Profit First. Un libro diseñado para ayudar a asegurar que tu negocio sea rentable, sin importar qué tipo de negocio tengas.

  • Herramientas para contabilidad. Aplicaciones que trabajan directamente con Shopify para optimizar tus procesos contables.

7. Desarrolla tu producto o servicio

Has hecho el trabajo preliminar y comprendes las finanzas, ahora es el momento de profundizar en el producto o servicio que te gustaría ofrecer.

Para un negocio orientado al producto, desarrollar tu idea podría significar adoptar uno de estos tres enfoques generales:

  • Crear tu propio producto. Ya sea que estés creando artículos artesanales o busques un producto original de un fabricante, desarrollar tu propio producto para vender puede ayudarte a destacar en el mercado.

  • Personalizar un producto existente. Con las opciones de impresión bajo demanda, puedes agregar tus diseños e ideas únicos a productos que incluyen camisetas, leggings, toallas, mochilas y más.

  • Curar una selección de productos. El dropshipping es una forma de surtir tu tienda sin crear un nuevo producto, por lo que puedes comenzar a vender casi de inmediato sin tener que gestionar inventario.

A medida que desarrolles tu producto, ten en cuenta tus costos totales al calcular tus precios. Si bien el precio de tu producto no se basa únicamente en los costos, y hay muchos factores que influyen en la estrategia de fijación de precios, por lo que es importante fijar el precio de su producto de manera rentable.

8. Elige una estructura empresarial

Tu estructura comercial influye en las partes clave de tu negocio, desde los impuestos hasta las operaciones y tu responsabilidad personal. En este sentido, elegir la estructura correcta para tu negocio ayudará a equilibrar las protecciones legales y financieras que necesitas, con la flexibilidad que ofrecen las diferentes opciones. Es una decisión importante que debes considerar cuidadosamente antes de lanzar tu negocio.

Elegir la estructura correcta para tu negocio ayudará a equilibrar las protecciones legales y financieras que necesitas con la flexibilidad que ofrecen las diferentes opciones.

Las estructuras comerciales varían según el país y el área, pero dos tipos comunes, que quizás tengan diferentes nombres en tu país, son la propiedad exclusiva y la corporación. Una empresa unipersonal es excelente si eres la única persona involucrada en el negocio, y generalmente es la estructura que requiere el menor esfuerzo, pero sigues siendo personalmente responsable del negocio y sus actividades. Incluso puedes contratar empleados como único propietario, pero necesitarás un número de identificación de empleador para hacerlo, lo que significa registrar tu negocio.

Por otro lado, si optas por una estructura más formal como una corporación es más fácil involucrar a varios propietarios en el negocio, y no serás responsable del negocio personalmente, pero hay más papeleo y pasos involucrados para comenzar y mantener un sociedad.

Cuando se trata de elegir una estructura empresarial, hay algunos factores que debes tener en cuenta.

  • ¿Dónde se encuentra tu negocio? Las leyes de tu país describen las diferentes estructuras comerciales que puedes formar, y si necesitas o no una licencia comercial para comenzar.

  • ¿Qué tipo de negocio tienes? Algunas estructuras son más adecuadas para negocios de cierta escala o dentro de industrias particulares. Puede llegar un momento en que necesites reestructurar tu negocio para trabajar con nuevos socios. No es raro que las grandes empresas pidan que sus proveedores o socios tengan sociedades conformadas, por ejemplo.

  • ¿Cuántas personas están involucradas? Si vas solo como fundador en solitario es posible que puedas considerar opciones optimizadas. Si tienes un socio comercial o varias personas con propiedad en la empresa, deberás buscar opciones más avanzadas para asegurarte de que todo esté establecido y compartido correctamente.

Un contador o abogado puede ser útil para evaluar las diferentes opciones disponibles en tu área y para ayudarte con el proceso de establecer su negocio.

9. Investiga sobre licencias y regulaciones

Nadie quiere tener problemas legales. Recuerda que tu negocio está sujeto a las leyes que rigen los negocios en tu área, así como a las leyes y regulaciones específicas de tu industria. Por ejemplo, una empresa de servicios de alimentos necesita respetar licencias y regulaciones específicas para manejar los productos que vende, pero también debe prestar atención a la legalidad de sus esfuerzos de comercialización y a las leyes de marcas registradas y derechos de autor, entre otros.

Invierte tiempo y dinero para obtener asesoría legal oportuna de un abogado, quién podrá orientarte según las especificidades propias de tu negocio, como industria y ubicación geográfica, antes de comenzar, para que así te evites dolores de cabeza a futuro.

10. Selecciona tus sistemas de software

Una de las mejores maneras de reducir el trabajo pesado que conlleva el funcionamiento de una empresa y prepararse para el éxito futuro es elegir un software que te ayude a automatizar o racionalizar las cosas que necesitas hacer.

A menudo, cuando eliges los sistemas de software correctos, podrás configurarlos una vez y hacer que funcionen de manera eficiente con poco esfuerzo. Considera buscar software que te ayude a gestionar las siguientes tareas:

  • Software de contabilidad: Con múltiples opciones para ayudarte a llevar seguimiento todo, desde una comida con tu socio comercial hasta un gran pedido de inventario, el software de contabilidad es una de las mejores maneras de comenzar tu negocio con el pie derecho.

  • Email marketing: Una buena herramienta de email marketing te ayudará a mantenerse en contacto con tus clientes actuales (y futuros) y se asegurará de que puedas enviar los mensajes correctos a las personas adecuadas en el momento correcto.

  • Software de marketing: Pagar por anuncios suele ser un costo inherente a un negocio, especialmente para el negocio online, pero existe un software de marketing que puede ayudar a agilizar el proceso y aprovechar al máximo tu presupuesto publicitario, sin importar cuánto tengas para gastar.

  • Gestión de proyectos. Incluso si eres el único propietario, tener un lugar para planificar tu trabajo y dar seguimiento a las tareas importantes puede ayudarte a cumplir con el cronograma de trabajo. Herramientas como Trello y Asana pueden ser de gran ayuda.

  • Sitio web o tienda online. Elige una plataforma que te permita gestionar fácilmente todas las tareas críticas involucradas en el funcionamiento de tu negocio. Busca un tema acorde a tus líneas de productos, y que te permita tomar y gestionar pedidos fácilmente. Para que tengas una idea de lo que debes hacer, aquí te dejamos una lista completa verificación de lanzamiento de la tienda.

11. Encuentra una ubicación para tu negocio

Tu plan de negocios ayudará a guiar qué tipo de espacio necesitas para tu negocio. Si vendes camisetas impresas bajo demanda, es posible que solo necesites encontrar un lugar en tu hogar para crear un pequeño espacio de trabajo, un escritorio y una computadora portátil. Por otro lado, si tu negocio requiere un espacio comercial físico, deberás encontrar un lugar para alquilar.

Para ayudar a reducir lo que necesitas de tu ubicación comercial, considera hacerte estas preguntas:

  • ¿Cuánto espacio necesitaré para el inventario? Si aceptas recibir miles de artículos a la vez, es posible que no puedas acomodarlos en la sala de tu casa.

  • ¿Ofreceré ventas minoristas en persona? Aunque vender en tu casa puede ser una opción para tus primeros pedidos, si la venta en persona es un canal importante, necesitarás un espacio cómodo y de fácil acceso para que los clientes lo visiten.

  • ¿Cómo empacar y enviar los pedidos desde mi ubicación? Dependiendo del tamaño de tus operaciones de envío, podrías necesitar más espacio del que tienes disponible en una oficina en casa.

Es posible que puedas administrar tu negocio desde un espacio que ya tienes disponible, especialmente si no planeas vender en persona. Si ese es el caso, aquí hay algunas ideas de diseño para una oficina en casa que te ayudarán a crear un espacio de trabajo efectivo mientras despega tu negocio.

12. Planifica la carga de trabajo y el tamaño del equipo

¿Cuánto trabajo necesitarás hacer y qué habilidades se necesitarán para lanzar tu negocio? Estas son preguntas fundamentales que deberás responder, ya que guiarán cronograma e inversión para el lanzamiento.

Si planeas hacer todo el trabajo tú mismo, estarás limitado al tiempo que tengas disponible; si planeas contratar ayuda, deberás contabilizar esos costos, así como el tiempo necesario para encontrar y contratar trabajadores independientes o empleados.

13. Abre tu negocio

Estás listo para dar el último paso para comenzar un negocio: el lanzamiento. La preparación que ya has hecho ha establecido una base sólida para respaldar tu lanzamiento, por lo que puedes concentrarte en las actividades de marketing y realizar tu primera venta. Sin embargo, un plan de ataque, especialmente cuando intentas generar tracción, puede ayudar a que tu lanzamiento sea aún más exitoso.

Si bien cada lanzamiento es único, hay algunos elementos que pueden impulsar los primeros días de ventas de cualquier negocio.

  • Aprovecha tu red. Promociona tu tienda ante todo en canales gratuitos que ya están disponibles para ti, incluyendo tus redes sociales personales y tu lista de contactos. Enviar correos electrónicos uno a uno pidiendo apoyo, así como compartir contenido en redes sociales, puede ser muy útil para ganar tracción.

  • Considera ofrecer descuentos. Recompensar a los primeros clientes con un código de descuento que se ajuste a tus márgenes de ganancia puede ayudarte a obtener tracción desde el principio, especialmente cuando tu tienda es nueva y no tiene aún muchas reseñas de clientes o puntos de prueba social.

  • Prueba los anuncios pagados. Incluso si comienzas con un presupuesto pequeño, los anuncios pagados pueden ser una de las formas más efectivas de presentarte frente a tu audiencia ideal. Probar temprano y aprender de tus resultados puede ayudarte a impulsar tus primeras ventas y optimizar el rendimiento de tu anuncio a medida que escalas.

Comienza un negocio e impacta

Iniciar un negocio no es fácil, pero tampoco tiene que ser atemorizante. Ya sea que desees vender un producto que resuelva un problema, construir un negocio rentable para trabajar por cuenta propia, crear oportunidades para las personas que te rodean o generar algo de dinero extra cada mes, estos pasos pueden ayudarte a hacer tus sueños realidad.

 

Copyright©2019 by Fundación Eugenio Mendoza. All Rights Reserved.

Urbanización Terrazas del Avila, Universidad Metropolitana, CENTROMET, Edif. Andrés Germán Otero Piso 1, oficina 1. Caracas, Venezuela​